sábado, 26 septiembre 2020 18:31

Plácido Domingo, el “feliz” Hijo Predilecto de Madrid

Madrid, 24 jul (EFE).- Con la majeza y casticismo que le caracterizan, y ya muy restablecido de su embolia pulmonar, Plácido Domingo ha puesto hoy en pie al Ayuntamiento de Madrid al recibir el diploma que le acredita como Hijo Predilecto de la capital, un honor que este “gato” por triplicado ha recibido “inmensamente feliz”.

La alcaldesa de la ciudad, Ana Botella, ha entregado al tenor este mediodía en un pleno extraordinario el título, un honor que le fue concedido, por unanimidad, el pasado 25 de abril y que hasta ahora no había podido recoger.

El título, el máximo que concede este Ayuntamiento y que solo puede recaer en los nacidos en la villa, reconoce sus méritos y servicios a una ciudad en la que el artista vio la luz, en la calle Ibiza, el 21 de enero de 1941.

Un hombre excepcional que lleva su pasión por Madrid y España por el mundo entero, una fuente de gozo para millones de seres humanos, un titán de la ópera, la voz de Madrid, un tenor químicamente puro… han sido algunas de las alabanzas que el artista ha escuchado de boca de la alcaldesa.

Domingo, que debido a la embolia no pudo protagonizar en el Real “Il postino” ni dirigir el concierto que tenía previsto en la Plaza Mayor, tiene con Madrid, ha dicho la alcaldesa, una “relación de complicidad y satisfacción”, de “profunda fidelidad” mutua, que hace que este “plusmarquista del bel canto” sea “uno de los mejores abanderados de Madrid 2020”.

El aludido, a quien mañana recibirá el Rey en audiencia, ha asegurado emocionado en su discurso de agradecimiento que allí iba a haber, parafraseando la famosa aria de “L'elisir d'amore”, de Donizetti, “más que una furtiva lágrima”.

“Me siento bien e inmensamente feliz”, ha dicho este “profeta en su tierra”, que siempre, ha asegurado, le ha distinguido con su “aprecio y cariño”.

El Ayuntamiento puso en 1978 una placa en la casa de la calle donde nació; en 1986 le nombró su pregonero de las Fiestas de San Isidro; en 2011 le concedió la Medalla de Oro de la Villa y la Comunidad de Madrid le otorgó en 2006 su Medalla Internacional de las Artes.

“Ahora recibo este grandísimo honor de la ciudad en la que tuve la suerte de nacer. Mi madre era de Guetaria -Guipúzcoa- y mi padre de la Barceloneta -Barcelona-. Soy el primer madrileño de la familia”, ha reivindicado en presencia de mujer, la mexicana Marta Ornellas, sus nietos pequeños, Álvaro y Plácido, y su hijo Álvaro.

Madrid, ha sostenido, es “más que una ciudad, un estado de ánimo” y para ser madrileño en estos tiempos de crisis en los que lo chulapo se mezcla con “lo de otros lares”, “no hace falta más que la voluntad de serlo”, como la Cibeles, “que es de Roma”.

Se ha descrito como “gato” -castizo madrileño- “tres veces”, porque creció escuchando zarzuela, por devoción y porque “así lo quiso Dios” y ha apostillado que nunca se ha sentido “más orgulloso” que hoy de ser del foro.

Domingo ha querido subrayar su “más firme espaldarazo” a la candidatura olímpica Madrid 2020 y ha añadido que la ciudad lo tiene “todo, un teatro ideal, una buena orquesta y unos intérpretes de excepción: quiera Dios y nuestra señora de la Almudena que el día 7 de septiembre en Buenos Aires hagan suyos los versos de Salinas que empiezan 'todo dice que sí'”.

Plácido Domingo suma el reconocimiento como Hijo Predilecto de Madrid a otros como el Premio Príncipe de Asturias de las Artes, la Orden del Imperio Británico, Comandante de la Legión de Honor Francesa, o la Orden de las Artes y las Letras de España.EFE

cb/cr