Compartir

El detenido, de 19 años, le arrancó un diente de un puñetazo a la víctima, quien consideró que los 10 euros reclamados excedían lo consumido