Compartir

Ni siquiera él se lo explica. Menos aún cuando enseña las fotos de cómo quedó el vehículo. Dos vueltas de campana dio, (según el atestado de la Guardia Civil con la primera se desplazó 20 metros y con la segunda diez) y salió ileso más allá de magulladuras y cortes. Incluso fue capaz, a pesar del fuerte impacto, la sangre y la conmoción, de andar durante dos horas para llegar a su casa, desde la a…