Compartir

Borja Sémper no quiere sobresaltos con posibles ramificaciones de los 'papeles de Bárcenas'. El portavoz del PP vasco se reafirmó ayer en la «limpieza» de sus cuentas para hacer frente a las acusaciones de Luis Bárcenas, que ha denunciado ante el juez la presunta utilización de fondos opacos en la compra de la sede de Bilbao en 1999, cuando el partido estaba presidido por Carlos Iturgaiz.