Compartir

Es una lucha incansable, que no cesa pese a la creencia popular de que el menudeo de droga había casi desaparecido de los barrios gaditanos. «Quizás durante algunos años casi logramos echarlos del barrio», cuenta Manuela Molina, presidenta de la Asociación de Vecinos Bahía Gaditana. Pero no ha sido así. «Desde hace un par de años, el trapicheo se ha normalizado, ya casi han perdido el miedo y ni s…