lunes, 28 septiembre 2020 19:47

Jake Bugg asegura que antes de empezar a cantar no podía permitirse salir con mis amigos

Este chico de 19 años de Nottingham exhibirá esta noche en el escenario principal del Festival de Benicàssim el folk y el pop de su primer trabajo que le dado fama en todo el mundo.

Bugg, en una entrevista concedida a EFE, ha reconocido que esta mañana cuando se ha levantado en Inglaterra, “hacía frío”, pero el intenso calor de Benicàssim no le ha disuadido de ponerse a hacer una de sus cosas favoritas después de la música, jugar al ping-pong en la zona VIP del FIB.

En cuanto a las etiquetas que la prensa le pone, como que es la “joven promesa de la música británica” y que le comparan con Bob Dylan, Bugg asegura que no pone atención en ellas, y que nadie “sabe lo que va a pasar en su carrera”.

Sin embargo, espera que en 10 años pueda seguir grabando discos y “haciendo mi música”, además de “poder mantener mi casa caliente y pagar mi factura de la luz”, y, ha agregado con una sonrisa: “creo que no se me está dando mal”.

El cantante británico reconoce que últimamente no ve mucho a sus amigos y a su familia, debido a la agenda apretada de conciertos, aunque ayer pudo estar con ellos pues ofreció un concierto en Nottingham.

Sin embargo explica que “antes de que empezara a cantar no había nada para mí, mi madre no tenía trabajo y no podía permitirme salir con mis amigos y me quedaba en mi habitación, así que estoy viviendo mi sueño”.

La peor parte de este sueño, añade, es “levantarse a las 6.00 horas de la mañana después de haber dormido dos horas, sin embargo, puedes estar muy cansado pero, ¿cómo te puedes quejar?”.

Bugg concluye que, como cualquier artista novel, “necesito encontrar estabilidad en mi carrera, y si eso significa levantarme a las 6.00 horas de la mañana y venir a España, haré lo que sea necesario”.

En cuanto a la presencia masiva de público británico en el FIB, Bugg afirma no entender “el motivo de venir a hacer algo que puedes hacer en tu propio país. Entiendo que el tiempo es muy agradable, pero el calor solo te hará sentirte más cansado cuando bebas”.

El músico se ha mostrado deseoso de grabar su segundo álbum, después de los conciertos de la gira que le llevarán a Japón y Australia: “será bueno estar de nuevo sentado en un estudio relajando y haciendo nueva música”, concluye.

Bugg grabará su segundo álbum de estudio con el productor Rick Rubin, algo que lo que está “realmente contento”.