Compartir

La sencillez de su práctica y la posibilidad de disfrutar entre amigos o familia ha hecho del pádel uno de los deportes más demandados en los últimos años. Ha pasado de ser visto como elitista, relacionado siempre con la clase alta y la gente adinerada, a gozar de una gran popularidad.