sábado, 19 septiembre 2020 5:52

El líder de la Cabra Mecánica dice que es difícil reconvertirse de la profesión de músico

El músico barcelonés ha hecho esas declaraciones en una entrevista concedida a EFE previa al concierto que dará este sábado en el festival La Mar de Músicas de Cartagena junto con otros artistas como Muchachito Bombo Infierno, Albert Plá, Tomasito y Canijo de Jerez (ex vocalista de Los Delinqüentes).

Todos ellos han creado la banda La Pandilla Voladora, un proyecto que surgió la pasada primavera de la amistad entre todos sus componentes y que no pretende prolongarse más allá de este verano, durante el que ofrecerán una decena de conciertos por toda España.

Esa gira estival lleva por título “Del deporte también se sale”, una idea “difícil de explicar” que se le ocurrió a Tomasito viendo a los surfistas y deportistas de las playas de Tarifa, ha indicado Lichis.

De la música, en cambio, ha considerado que es difícil salir, puesto que dedicarse a ella profesionalmente supone una “apuesta muy difícil” y una “elección que condiciona todas las demás y para toda la vida”, ha señalado.

“Es muy difícil que los músicos podamos reconvertirnos o que nos acepten en otros trabajos, sobre todo por la gran vocación que hay detrás de la profesión, una pasión por este trabajo que es muy difícil que desaparezca”, ha añadido.

En ese nuevo proyecto, los miembros de La Pandilla Voladora harán un repaso a los temas más conocidos de sus repertorios anteriores con la intención de convertir la actuación en un “karaoke colectivo” en el que pueda participar todo el público.

Un público que, en el caso de los festivales como La Mar de Músicas, ha considerado, suele estar “más predispuesto a pasarlo bien”, ya que por lo general se trata de personas “que tienen un interés y una pasión por la música en general”, y que están abiertos a escuchar nuevos proyectos.

A cambio, ha destacado las dificultades a nivel técnico que entraña tocar en un festival, con tiempos mínimos para pruebas de sonido y para la actuación en sí.