Compartir

En plena campaña para la difusión de una imagen de las autoridades españolas poco tolerante con el dopaje, la Policía Nacional procedió a la imputación de 13 personas implicadas en el tráfico de sustancias prohibidas con el centro de la red ubicado en Valencia.