lunes, 21 septiembre 2020 21:39

Murdoch dice que la investigación sobre las escuchas es “desproporcionada”

El empresario escribió al Parlamento británico, a petición de los diputados, para aclarar unos comentarios hechos en marzo en los que había calificado de “incompetentes” a los policías a cargo de la pesquisa, en la que se han detenido a decenas de sus empleados.

En una misiva remitida a la comisión de Interior de la Cámara de los Comunes, Murdoch reconoce que no puede juzgar la competencia de los agentes de la Policía de Londres, pero asevera que, a su parecer, la investigación es “desproporcionada”.

“No estoy en posición de juzgar la competencia de la investigación y nunca debí haberlo hecho”, afirma el propietario de “The Sun” y “The Times”, en disculpa por sus acusaciones anteriores.

“Desde mi punto de vista -puntualiza-, la investigación ha sido más que exhaustiva y en algunos casos ha parecido hasta excesiva”.

El empresario de 82 años recuerda que algunos de sus empleados fueron detenidos hace muchos meses y aún desconocen si serán imputados.

En otra carta enviada a la Comisión de Cultura y Medios de Comunicación valora igualmente que la pesquisa, que empezó en 2011, “dura ya demasiado” y señala que, “sin dudar de su profesionalidad”, “el enfoque de la Policía sobre el asunto parece en algunos casos desproporcionado”.

Ambas comisiones de la Cámara de los Comunes pidieron explicaciones al magnate después de que se hiciera pública una conversación mantenida en marzo con sus empleados de “The Sun” en la que arremetía contra la investigación policial de las escuchas.

En esa conversación, grabada en secreto y difundida a principios de julio por el Canal 4 británico, Murdoch tilda de “desastre” la investigación sobre los pinchazos y los sobornos de reporteros a funcionarios y defiende a sus empleados imputados en el caso.

En cuanto a la carta de justificación enviada ahora a los Comunes, el diputado laborista Tom Watson juzgó hoy que ha sido escrita por sus abogados en un intento de “limitar los daños” al empresario, cuyas verdaderas intenciones “son muy difíciles de conocer”.

Rupert Murdoch tuvo que cerrar en 2011 la histórica cabecera “News of the world” después de que decenas de sus empleados fueran detenidos por presuntamente practicar escuchas en móviles de famosos y gente corriente para obtener exclusivas.

Posteriormente, la Policía abrió otra investigación sobre supuestos pagos ilegales efectuados por periodistas a cargos públicos a cambio de información.

La Cámara de los Comunes ya le llamó a declarar tras el estallido del caso, que aún es investigado por la Policía y en el que han sido imputados principalmente periodistas del “News of the world” y “The Sun”.

Entre las personas acusadas de practicar o autorizar escuchas y por sobornos a funcionarios figuran los antiguos directores del “News of the World” Rebekah Brooks, también exdirectiva de News International -rama británica del imperio Murdoch-, y Andy Coulson, ex jefe de prensa del primer ministro, David Cameron.