Compartir

El supercomputador Altamira ha sido «clave» en los estudios de cosmología moderna sobre el origen del Universo, analizando los mapas de fluctuaciones de la temperatura del fondo cósmico de microondas obtenidos mediante diferentes misiones espaciales, según destaca la Universidad de Cantabria.