lunes, 21 septiembre 2020 22:15

El editor de un semanario venezolano es denunciado por chavistas por un presunto fraude

“Estamos denunciando por evasión fiscal, por defraudación tributaria y por legitimación de capitales al ciudadano Leocenis García Osorio (…) y esto por supuesto está tipificado como delito, en nuestra Constitución y en nuestras leyes”, comentó a periodistas el diputado oficialista Julio Chávez.

Chávez, actual presidente de la Comisión de Medios de la Asamblea Nacional (AN, Parlamento unicameral), indicó a periodistas que las declaraciones al fisco realizadas por García no se corresponden con una serie de transferencias en dólares durante el 2012.

Según el parlamentario oficialista, García posee una cuenta en dólares en la compañía bancaria Helvética, en Suiza, que hasta junio del 2013 disponía de más de 3 millones de dólares y que, según Chávez, llegó a tener 5 millones de dólares.

Afirmó que el editor venezolano transfirió recursos “al ciudadano Enrique Peñalosa, dirigente político colombiano de la oposición, vinculado directamente a Álvaro Uribe”.

“Las investigaciones que hemos adelantado con algunos organismos de seguridad apuntan a que estos recursos presuntamente fueron a parar a las arcas de algunos movimiento de oposición venezolana que han generado desestabilización”, añadió.

El grupo de parlamentarios consignó varios documentos a la Fiscalía venezolana, siguiendo “todos los trámites legales”, para supuestamente demostrar sus acusaciones.

“La pregunta que nos hacemos es de dónde provienen estos fondos que no fueron debidamente registrados, declarados ante el Seniat (fisco)”, señaló Chávez.

Subrayó que sigue las instrucciones del presidente venezolano, Nicolás Maduro, de denunciar la corrupción “esté donde esté”, en el marco de una campaña contra las irregularidades impulsada por el mandatario venezolano.

Este es el último incidente entre el oficialismo y García, quien recientemente mantuvo una huelga de hambre en protesta por supuestas presiones del Gobierno contra compañías de cable para que sacaran del aire la señal de un canal de televisión que intentaba adquirir.

A principios de junio el editor mantuvo una huelga de hambre durante varios días hasta que fue hospitalizado en protesta por esa situación.

Sin embargo, poco después anunció la compra de otro canal: NovaTV, por unos ocho millones de dólares.

García fue detenido en octubre de 2011, acusado de “instigación pública al odio”, tras la publicación de un polémico fotomontaje en su semanario 6to Poder, que mostraba los rostros de las titulares de los poderes del Estado en cuerpos de cabareteras y bajo las órdenes del fallecido presidente Hugo Chávez.

El editor fue puesto en libertad condicional tras levantar una huelga de hambre contra las acciones judiciales llevadas en su contra.