martes, 29 septiembre 2020 20:19

La prensa debe ceñirse a los hechos, según Sopena, Aizpiolea y Balcarce

El director de ElPlural.com, Enric Sopena, ha reseñado que el periodista, “si quiere serlo”, debe “sujetarse a los hechos” y no “manipular deliberadamente”, aunque ha señalado que no se puede “jugar” a creer que los periodistas “son robots”, porque todos los ciudadanos de una democracia “pueden y deben decir lo que quieran”.

El periodista de El País Luis Rodríguez Aizpiolea ha coincidido en que “la clave” para los periodistas “está en el respeto a los hechos”, y ha añadido que en el caso de las tertulias políticas lo que debe “definirles” es “ser rigurosos, hablar de lo que saben y argumentarlo”.

El redactor jefe de Periodista Digital, Luis Balcarce, ha opinado que los periodistas “han olvidado la materia prima” con la que trabajan, “los hechos”, y por ello ha dicho que se “han ganado a pulso” el descrédito actual, porque “no se puede hacer periodismo de militancia”.

Los ponentes de la mesa han discernido en cuanto a la importancia de la prensa como poder, de tal forma que Sopena ha considerado que actualmente la prensa es “el gran poder” porque son los medios de comunicación los que están “haciendo tambalear al Gobierno, y no los otros poderes”.

No obstante, ha matizado que “la prensa necesita ser solvente económicamente para no estar sometida al resto de poderes”, ya que sin dinero “es impensable que haya grandes y potentes medios de comunicación”.

Rodríguez Aizpiolea y Balcarce han afirmado que la prensa no es el primer poder, sino que lo son el “poder económico” para el primero y el “poder político” para el segundo.

Concretamente, Aizpiolea ha opinado que los “medios influyen muchísimo en la agenda política, como está ocurriendo especialmente en estos días”, y ha señalado que, por encima de medios privados, son los medios públicos los que deben ser “garantes de independencia y pluralidad”.