domingo, 20 septiembre 2020 23:59

La SGAE cesa a Antón Reixa como presidente

MADRID (Reuters) – La junta directiva de la Sociedad General de Autores de España (SGAE) cesó el martes a Antón Reixa como presidente después de 14 meses en el cargo.

Reixa, escritor, músico y cineasta, fue elegido en abril de 2012 para presidir una institución inmersa en un largo proceso de cambio de liderazgo y tomó el relevo de Eduardo 'Teddy' Bautista, implicado en una investigación judicial sobre desvío de fondos.

Según Reixa, su destitución responde a una “lucha de poder”.

“Yo caigo fruto de los movimientos de una red de intereses muy oscuros y que son muy claros y de una lucha de poder que creo que ha sobrepasado lo legítimo y tiene todos los ingredientes de ambición, transfuguismo, cambios de bando, etc”, dijo Reixa en declaraciones a la Cadena SER.

Hasta la celebración de nuevas elecciones, el guionista y director Miguel Hermoso asumirá la presidencia de la institución por ser el vicepresidente de mayor edad hasta que la junta directiva designe, el 25 de julio, al nuevo presidente de la entidad de gestión.

La SGAE no dio detalles sobre los motivos que llevaron a la destitución de Reixa por 25 votos a favor, 12 en contra y una abstención.

El músico sostuvo que notó un punto de inflexión después de que en marzo de este año propusiera investigar a 11 autores por presuntas malas prácticas en el cobro de derechos de autor en los programas televisivos de madrugada.

“A partir de ahí empiezan todas las tensiones”, afirmó.

“Con el paso de los meses, uno se da cuenta de que dentro de la propia SGAE, en la dirección, hay un conflicto de intereses”.

Reixa tiene en su haber la dirección de los largometrajes “El lápiz del carpintero” y “Hotel Tívoli”, así como varios libros en español y gallego. En su faceta como músico fue integrante del grupo musical Os Resentidos en los años 80 y 90.

La controvertida institución, que gestiona los derechos de autor en España, se ha visto envuelta en la polémica por la investigación judicial que implicó a su expresidente Eduardo Bautista, después de que años de estricta aplicación de las leyes de derechos de autor la convirtieran en un organismo poco apreciado por algunos sectores, en especial los internautas.