Compartir

La Feria del Carmen y la Sal enfila su recta final. Y lo hace sin haber conseguido despertar el interés de los isleños por las jornadas diurnas, a pesar de los esfuerzos. Al menos ya hay actividades e iniciativas que se están consolidando en este tramo, como es el caso de la llegada de los caballos al recinto. Ayer fue su día y de nuevo llenaron las calles de color con un centenar de jinetes y car…