Compartir

La OMS afirma que un 2,3 por ciento de la población posee alta capacidad, es decir, tiene una disposición innata para desarrollar habilidades superiores a las normales o a las esperadas para su edad.