Compartir

Las Fiestas del Carmen en el Barrio Pesquero acabaron en la madrugada del sábado al domingo en batalla campal. Según cuentan los vecinos, el jaleo empezó con una broma en mala hora. En torno a las cinco de la mañana, unos «chavales» que no eran del barrio Pesquero se pusieron a vacilar a un camarero que atendía una de las clásicas barras portátiles que se instalan durante las fiestas. Otros chaval…