Compartir

El propietario, que reside en los alrededores, lamentaba lo sucedido «porque me han quemado lo único que tenía»