martes, 22 septiembre 2020 17:17

El coreógrafo Sidi Larbi Cherkaoui ofrece en el Grec una síntesis de culturas

Once bailarines de Eastman interpretarán, el 15 y 16 de julio, para el público barcelonés un rompecabezas que habla no sólo de cómo ordenar las fichas, sino de como pretendemos que cuadren y tengan sentido un montón de fragmentos de la vida, ha explicado el director artístico del Grec, Ramon Simó.

Sidi Larbi Cherkaoui repite escenario y tendencia orientalista con una compañía presentada públicamente en 2010, en un espectáculo en el que vuelven a aparecer en el escenario los cánticos de los monjes de Shaolín.

En este montaje, el creador analiza de forma abstracta conceptos de pluralidad y diversidad arraigados en los mecanismos mentales de las personas y, de forma complementaria, como se mezclan las cosas entre sí para crear una nueva entidad diferente, tal y como pasa en un puzzle.

En el escenario, la presencia de enormes bloques de piedra movibles generan una serie de espacios, que, según el artista, también forman parte de la coreografía.

Entre Berlín y Bruselas, Larbi Cherkaoui se mueve por todo el mundo, en la actualidad tiene seis espectáculos en cartel y trabaja desde hace pocas semanas en un montaje de tango en Amberes (Bélgica).