Compartir

La Fiscalía de Álava ha abierto una investigación oficial sobre el fiasco del coche eléctrico Hiriko. La actuación del ministerio público se produce después de que los trabajadores denunciaran presuntas irregularidades en la gestión del proyecto, que ha entrado en vía muerta por falta de dinero tras consumir millones de fondos públicos.