Compartir

Una asistente social del Psiquiátrico y otra del Hogar Infantil de Oviedo, ya jubiladas, responden al fiscal en calidad de testigos tras la denuncia de la madre del bebé