Compartir

El Ayuntamiento de Plasencia ha solicitado la ayuda de la Delegación del Gobierno de Extremadura para conseguir que la entrada norte al municipio desde la Autovía de la Plata (A-66) esté señalizada, al objeto de evitar «trastornos» a turistas y ciudadanos.