miércoles, 30 septiembre 2020 17:52

El Parlamento Europeo apoya la directiva destinada a impulsar el consumo de música en la red

La Comisión de Asuntos Legales del PE aprobó hoy por unanimidad un informe sobre la directiva propuesta por el Ejecutivo comunitario, lo que supone “un paso clave hacia la creación de un verdadero mercado digital común”, según dijo en rueda de prensa la ponente del texto, la eurodiputada socialista francesa Marielle Gallo.

La nueva normativa, que será ahora negociada directamente entre los Estados miembros y la Eurocámara, contempla la creación de licencias de explotación de derechos “más simples y transparentes” para los autores, lo que facilitará “una remuneración más justa” para éstos y fomentará “una oferta más amplia para los consumidores”, según Gallo.

La directiva establece un marco normativo para reforzar la protección de los creadores y su representación en las sociedades de derechos de autor, impone a éstas obligaciones de transparencia y rendición de cuentas y crea principios comunes para la concesión de licencias y la fijación de tarifas de explotación.

Una de las novedades más destacadas es la posibilidad de obtener licencias paneuropeas o multiterritoriales de explotación de derechos, válidas para varios Estados miembros o para los Veintisiete.

Esta medida “facilitará la vida” a plataformas como Spotify, la compañía sueca de reproducción musical en línea, e “impulsará la creación de otras similares”, ya que hasta ahora era necesario obtener diferentes licencias en cada Estado miembro para operar a nivel europeo, destacó Gallo.

Las licencias multiterritoriales serán en principio específicas para el sector musical, aunque podrían servir “de modelo” y extenderse en el futuro al audiovisual, según la eurodiputada socialista.

Con vistas a mejorar la protección de los creadores, se les otorga un mayor “poder de decisión y control” en las sociedades de derechos mediante la obligación de que estén representados en los consejos de dirección de estas entidades.

En el aspecto financiero, las sociedades de derechos de autor deberán tener “visibilidad total y transparencia” tanto en la gestión de las licencias como en la participación en fondos u otras inversiones, según Gallo.

Estas reglas armonizadas se aplicarán a las aproximadamente 250 entidades europeas de gestión colectiva de derechos de los sectores de la música, audiovisual y editorial.

A juicio de la eurodiputada gala, la directiva servirá para “mejorar la mala imagen” que tenían algunas sociedades europeas de derechos de autor, así como para “consolidar el mercado digital” europeo y competir contra gigantes como EE.UU., China o India.

La eurodiputada destacó que el informe fue aprobado por unanimidad (22 votos a favor y ninguno en contra) en la Comisión de Asuntos Legales del PE, lo que demuestra que hay “un consenso total” sobre un tema tan controvertido, en el que se incluyeron “desde los conservadores británicos hasta el Partido Pirata sueco”.

Las sociedades de gestión colectiva de derechos de la UE facturan cada año 6.000 millones de euros (unos 7.356 millones de dólares), y la mayor parte de esta cantidad se reparte entre 70 de las aproximadamente 250 entidades de este tipo registradas en los Veintisiete.

Más del 80 % de este montante se deriva de creaciones musicales, según datos de la Comisión Europea.