Compartir

Un hombre de 62 años y nacionalidad española fue detenido a finales del pasado mes de junio en Logroño después de que la Policía Local descubriera que había secuestrado a sus dos hijos biológicos, de 5 y 7 años, en la Guayana Francesa. El padre aprovechó un régimen de visitas para llevarse a los pequeños y tras dos años viajando por América del Sur recalaron en la capital riojana.