viernes, 18 septiembre 2020 10:37

“Júbilo terminal”, la ilusión y el hastío del actor en el Corral de Almagro

Carrión encarna a un actor de vuelta de todo, desencantado, y Tellechea a una joven actriz entusiasta, con ganas de comerse el mundo, y ambos se encuentran en un teatro vacío.

Esta es la excusa para que ambos rindan un sentido homenaje a su profesión.

El viejo actor se lanza a recrear pasajes que Hamlet, Cyrano, Ricardo III, Vanya, Shylock o Marat han hecho inmortales, mientras que su compañera de reparto acude a la poesía dramática de Alfonso Vallejo.

El protagonista del montaje, que también dirige “Júbilo terminal” junto a Jesús Castejón, se ha mostrado emocionado por poder encarnar todos estos roles sobre las tablas del Corral y ha lamentado que el teatro no esté presente entre las materias escolares porque, ha dicho: “ayuda a que seamos mejores personas y mejores ciudadanos”.

José Pedro Carrión considera que “el teatro es el último reducto que nos queda en una sociedad tan corrompida” y ha afirmado que “las verdaderas pancartas no están en la calle, están en el teatro”.

No obstante, se ha cuestionado para qué sirve en la actualidad su trabajo.

“Sólo nos quejamos del IVA del 21 %, pero no nos preguntamos qué función tiene el teatro y tenemos los actores”, ha censurado.