Compartir

Francisco Molina, vecino de Huerces de 66 años, resbaló y cayó 400 metros cuando subía al Picu Carriá desde la collada de Viego