Compartir

El que fuera antiguo horno de pan del Rincón de la Magdalena acoge desde ayer un nuevo uso, esta vez con visos de perdurar. Convertido en sala de promoción (y venta) de artesanía extremeña, el espacio permanece abierto a turistas y curiosos que deseen conocer mejor algunas de las muestras del trabajo de los artesanos extremeños.