miércoles, 30 septiembre 2020 21:02

Solana duda de que el proyecto de la colección de Francesca Thyssen sea viable

Solana ha realizado estas declaraciones a Efe, tras participar en un curso de verano sobre “La materia pictórica” en San Lorenzo del Escorial, al ser preguntado por unas declaraciones de Francesca Thyssen que publica hoy El País en las que ésta lamenta no poder enseñar las obras de su colección en el Thyssen y ve “absurdo” que el museo se centre solo en el arte “moderno o de entretenimiento”.

El director artístico del museo ha recordado que Francesca Thyssen presentó hace tiempo un proyecto cuya propuesta se llevó al Patronato, pero finalmente ella lo cambió, y una serie de problemas de tiempo y de planificación “dieron al traste con aquello”.

“Lo podríamos estudiar si nos propone un proyecto viable, que el museo se pueda permitir económicamente y que atraiga a suficiente público”, ha señalado el responsable del Thyssen, quien ha añadido: “No estoy tan seguro de que un proyecto de arte contemporáneo de la colección de Francesca sea económicamente sostenible”.

Además, ha expresado su deseo de que las observaciones que la hija del barón realiza a menudo a la prensa “las hiciera alguna vez en las reuniones del Patronato”, al que ella pertenece.

También ha precisado que cada año le ha escuchado presentar el plan de exposiciones y nunca le ha reprochado “ni que nuestra interpretación del arte contemporáneo sea frívola ni que nos dedicáramos al entretenimiento”.

“Nada de eso: ha sido encantadora y ha aprobado sin objeciones de ningún tipo todas mis propuestas de exposiciones en el Patronato, que es donde hay que decir las cosas”, ha subrayado para añadir que por eso le “chocan tanto” sus afirmaciones a la prensa.

En sus declaraciones a Efe, Solana ha considerado que la venta de “La esclusa”, de John Constable, el año pasado por 28 millones de euros por parte de la baronesa, fue “un hecho excepcional” para resolver “una situación económica excepcional”, aunque se ha mostrado convencido de que en un futuro próximo “no va a vender nada más”.

“Los coleccionistas siempre compran y venden, no todo es comprar, pero yo creo que, si ella pueda evitar vender una pieza significativa, lo evitará”, ha señalado Solana, quien ha puntualizado que no ve en el horizonte próximo “ninguna otra venta de un cuadro”.

Respecto a la cesión, un año más y de forma gratuita, al Estado de la colección Carmen Thyssen, ha reconocido que “lo deseable” sería que ésta termine incorporándose definitivamente a la colección del museo “y se puedan disfrutar las dos juntas”.

No obstante, ha precisado que “podemos vivir así”, porque la baronesa está siendo “bastante generosa como para dejarnos comprometer sus obras para préstamo más allá del término de ese acuerdo”.

Según Solana, la institución museística se está viendo afectada “como todos” por la crisis, tanto por la reducción del 30 por ciento de la aportación de los Presupuestos Generales del Estado para 2013 como por la pérdida del acuerdo de colaboración con Caja Madrid de los últimos diez años, en los que recibían hasta tres millones de euros anuales para el proyecto de exposiciones.

Además, el Thyssen lleva tiempo ajustando gastos y planificando exposiciones que tengan “el tirón” de publico, “que es lo que está sosteniendo” al museo.

Eso “ha salvado” al museo económicamente este año y el pasado, con exposiciones multitudinarias como las de Hopper, Gauguin o Antonio López, y ha precisado que, cuando la crisis termine, el museo podrá volver a planificar muestras de contexto “caras y gratuitas, a veces con no mucho público, que son maravillosas”.

Dentro de la conferencia sobre “La materia pictórica”, Solana ha hablado del retrato que el pintor Lucien Freud pintó de Heini Thyssen en 1981-82, y que forma parte de la colección, para señalar que a la baronesa “le desagrada profundamente”, porque le “afeó enormemente” al pintarle “más feo, más viejo y probablemente más tortuoso”.