sábado, 26 septiembre 2020 17:20

Un libro cuenta la aventura del “nacimiento intrauterino” de Dalí

Nicolás, hijo y colaborador de uno de los mayores especialistas en Dalí, su biógrafo Robert Descharnes, prologa “El nacimiento intrauterino de Salvador Dalí” y participa hoy en su presentación en Palma junto a José Pedro Venzal, que ha analizado el cuadro con técnicas “multiespectrales” y ha confirmado que es un “dalí”.

Bartomeu Payeras, nombre civil del artista Tomeu l'Amo, no dejó de investigar el origen de su cuadro, a pesar de las negativas a aceptar su autoría basadas en la fecha de la dedicatoria, el 27 de septiembre de 1896, más de siete años antes del nacimiento de Dalí, pero un análisis químico acabó dándole parcialmente la razón: el pigmento amarillo de la pintura se fabricó en 1909.

Payeras está seguro de que los Descharnes, que han tenido información detallada de los análisis de Venzal y del resto de pruebas practicadas a la pintura que él compró por 25.000 pesetas, confirmarán la autoría daliniana del lienzo.

“Podrían encargar análisis complementarios, pero estoy convencido de que es de Dalí, y es una novedad muy importante. Si se demuestra, va a ser una bomba, porque no es un simple paisaje de Cadaqués: ¡es su nacimiento intrauterino!”, ha destacado el artista en declaraciones a EFE.

La dedicatoria (“A mi querido profesor por el día de su nacimiento”) y la fecha del cuadro, que representa a una figura desnuda rodeada de ángeles en un difuso paisaje nuboso, tuvieron “engañado” durante años a Payeras, que siguió todos los caminos de investigación “lógicos”, como comprobar en balde si alguno de los maestros de Dalí había nacido el 27 de septiembre de 1896.

Pero un día, la restauradora que había tratado la pintura le “abrió los ojos” al contarle que en su autobiografía, “La vida secreta de Salvador Dalí”, el pintor surrealista describía su “nacimiento intrauterino” con imágenes que le recordaban al cuadro.

El pintor mallorquín rememora con entusiasmo la revelación que le supuso leer el relato que hace Dalí sobre su “auténtico nacimiento” y cómo en la descripción que realiza hay “catorce similitudes” con lo representado en el cuadro, que a su juicio es un compendio de la simbología usada por el célebre artista catalán para describir sus “recuerdos” del seno materno.

Payeras, que considera que Dalí pintó la obra en torno a 1921, cuando tenía unos 17 años, deduce que en la dedicatoria el artista habla de sí mismo en tercera persona, algo habitual en él. También calcula la fecha de su “nacimiento intrauterino” con un proceso similar al que le llevó a alterar en siete años la fecha del nacimiento de su hermano, llamado también Salvador.

“Era un mago” al que le gustaba reflejar en sus obras misterios y “símbolos” de los que auguraba que pasarían siglos antes de que se descubriera su verdadero significado, explica el pintor mallorquín, ufano por haber revelado uno de esos secretos ocultos.

Tomeu l'Amo asegura que no ha “perdido ni un minuto en pensar” cuánto valdría el cuadro que compró en un baratillo, si se confirma definitivamente que es una obra juvenil de Dalí, y subraya que lo que le importa es ahondar en el estudio de un pintor que le apasiona.

“Dalí es un misterio, un pozo sin fondo y un gran innovador. A los modernillos que ahora hacen 'performances' todavía Dalí (muerto en 1989) les lleva ventaja”, ha resaltado el entusiasta Tomeu l'Amo.