Compartir

En el casco histórico de Cádiz florecen los pequeños proyectos hoteleros abonados por la escasez de plazas turísticas en esta ciudad y por la caída de otros negocios, como el de los geriátricos. Éste es el caso del nuevo alojamiento que abre hoy sus puertas. Esta vez son los frailes dominicos los que explotan su convento con fines turísticos, después de que la firma Gerón renunciara a rentabilizar…