Compartir

Un motorista de 62 años de edad tuvo que personarse ayer por la mañana como acusado en un juicio rápido donde se iba a ver el presunto delito contra la seguridad vial cometido a las 20.15 horas del martes en la plaza 18 de diciembre, lugar en el que fue sorprendido por la Policía Local cuando iba bebido. Los agentes le pidieron que se sometiera al test de alcoholemia, pero iba tan bebido que no pu…