Compartir

La dirección del colegio público da el visto bueno a que los 130 niños inicien el curso en la residencia Santa Bárbara mientras duren las obras