Compartir

El Observatorio de la ley reconoce en su último dictamen que «el Principado ha mejorado», pero asegura que «aún tiene mucho que hacer»