Compartir

«Con este nuevo sistema, que a nivel nacional empieza en Cáceres, se produce un adelgazamiento de gasto públicoy supone un desahogo para el Ministerio de Justicia», afirma Antonio Roncero, decano del Colegio de Procuradores de los Tribunales de Cáceres.