Quantcast

El presidente de Cáritas dice que la gente “quizás” se ha olvidado un poco del Tercer Mundo

Sin embargo, “cuando se habla de pasar hambre no se puede comparar el que pasamos aquí -en España- con el de allí”, ha dicho del Río, en un debate sobre Valores Humanos, que ha mantenido con el Premio Príncipe de Asturias de la Concordia en 1998, Nicolás Castellanos, organizado por la Junta de Castilla y León y Televisión de Castilla y León.

Al debate en el Museo de León ha asistido la consejera de Familia, Milagros Marcos.

Del Río (1940, Palencia), Premio de Valores Humanos de Castilla y León en 2007; y Castellanos (1935, Mansilla del Páramo -León-), Premio de Valores Humanos en 2001, han hablado de temas como la “solidaridad” y ambos han coincidido en que sigue existiendo.

Nicolás Castellanos ha afirmado que no solo es “de justicia” que los que tienen den, sino que debe ser una “obligación”.

Castellanos dejó de ser obispo de Palencia para irse de misionero a Bolivia, donde gracias a su labor se han abierto 100 escuelas y se han escolarizado unos 10.000 niños.

Ambos han coincidido en señalar que los “valores humanos” siguen al alza y que la crisis económica, no solo no los ha restado, sino que los ha aumentado.

El presidente de Cáritas ha explicado que su organización, la obra social de la Iglesia, ha recibido más dinero actualmente que en años anteriores y que la mayoría de las aportaciones son en pequeñas cantidades, lo que quiere decir que “los que menos tienen son más solidarios”.

De la aportación total de Cáritas, solo el 30 por ciento viene de las administraciones, el resto es de donantes, la mayoría personas a título particular, aunque también empresas.

En este debate, moderado por el director de Televisión de Castilla y León, Eduardo Álvarez, y que se enmarca dentro de un ciclo de tertulias llamado “Los Mejores de los Nuestros”, Castellanos ha considerado necesario crear conciencia de solidaridad y seguir los pasos del Papa Francisco, en alusión a su proyecto con los pobres.

Por su parte, el presidente de Cáritas Española ha destacado que hay personas que “quitan de su propia comida y dinero para ayudar a los demás”.

Cáritas se siente “desbordada y angustiada” por no poder atender como quisieran a una sociedad cada vez más demandante de ayuda, aunque ha confiado en que esta sea una situación coyuntural que pasará pronto.

“Tengo la esperanza de que no tardando mucho se dejará de hablar de Cáritas y eso es muy buena señal”, ha agregado el presidente de Cáritas, que ha añadido que le gustaría que esta organización quedase como una entidad de apoyo principalmente a las personas que se sientan solas.

Aunque la crisis económica permita respirar un poco a la sociedad, Del Río ha lamentado que “va a ser muy difícil” volver al nivel de vida que teníamos hace unos años.

Del Río ha destacado el aumento en más de 5.000 voluntarios en los últimos “tres o cuatro años”, una cifra que es la oficial, puesto que no se puede contabilizar la real.

“Hay 22.000 parroquias en toda España y en todas hay voluntarios, pero las estadísticas las tenemos de unas 5.000 o 6.000 parroquias”, ha explicado.

Por su parte, el obispo emérito de Palencia ha señalado que la crisis en España, aunque ha sido muy dura, es coyuntural, frente a la que viven los países “del sur” a quienes les falta mucho para poder vivir “con dignidad”.

En los países más desfavorecidos “la crisis de valores es mucho menor” que en España, ha agregado en esta línea.

“En el norte tenéis todos los medios para vivir y os faltan razones para existir. En el sur carecemos de medios para existir y nos sobran razones para vivir”, ha afirmado.

Castellanos ha criticado por último que los organismos públicos “hayan reducido las ayudas sociales” salvo excepciones, entre las que ha citado a la Junta de Castilla y León, los ayuntamientos de Valladolid y Palencia y la Diputación de Valladolid.

Comentarios de Facebook