jueves, 13 agosto 2020 7:55

La Universidad de Salamanca destapa sus ocho siglos de patrimonio

En la inauguración, que ha tenido lugar en la capilla de la Universidad, conocida como capilla de San Jerónimo, el rector salmantino, Daniel Hernández Ruipérez, ha referido que se trata de una muestra de “ocho siglos de existencia, con un ingente patrimonio” y la “grandeza cosechada en este largo camino”.

Bajo el título de “Loci et imagines/Lugares e imágenes”, la muestra expone piezas en seis sedes, durante los próximos seis meses y en seis capítulos.

Las sedes son las diversas salas expositivas que la Universidad de Salamanca tiene en el Patio de Escuelas Menores -frente a la fachada histórica- y en el Palacio de Fonseca.

En ellas se plantea un recorrido visual de los planos del considerado como primer campus universitario, con el edificio histórico y la Real Capilla de San Jerónimo, donde se podrá contemplar el Cielo de Salamanca, como uno de los orígenes del vetusto Estudio Salmantino que dio origen a la Universidad.

Les sigue la Biblioteca, como lugar de unión de la ciencia y la cultura; la galería de reyes y reinas; un recuerdo a los colegios mayores y menores; y fotografías históricas de 1877, realizadas para conmemorar una de las visitas del Rey Alfonso XII.

Las cerca de 200 piezas han puesto “en valor el rico patrimonio de la Universidad de Salamanca”, según ha señalado uno de los comisarios científicos, Manuel Pérez Hernández, quien ha reclamado que este patrimonio siga siendo una de sus “señas de identidad”.

Carlos Palomeque, director de la Oficina del VIII Centenario de la Universidad de Salamanca e impulsor de esta exposición, ha sostenido que la institución “exhibe su patrimonio por primera vez de una forma ordenada, sistemática, imbricada e inteligente para conseguir una contemplación guiada de algo tan magno como estas obras”.

Palomeque ha explicado que el inventario de los bienes de la Universidad comienza en el siglo XV y ha recordado que “desde entonces se ha atesorado un patrimonio artístico inconmensurable”, en el que, además, se ha acumulado “un conjunto heterogéneo de mobiliario artístico”.

Para el profesor Manuel Pérez Hernández, con esta exposición se trata de “acercar a la sociedad la riqueza menos conocida de la Universidad”.

Y en ella se puede contemplar, a ras de suelo, el cuadro del papa Clemente XII, obra instalada en el acceso a la Biblioteca Histórica de la Universidad, una pieza clave en esta institución, y en la que el pontífice fue fundamental para que se realizaran las obras del siglo XVIII.

Además, para mostrar el carácter monárquico que siempre ha tenido la Universidad salmantina, la exposición descubrirá los retratos de 20 reyes y reinas, que van desde un cuadro de Felipe II a otro donado recientemente con el busto de Juan Carlos I.

Es, según ha resumido Palomeque, “una magna exposición” que descubre “la seña de identidad” de la Universidad de Salamanca.

Artículos similares