Compartir

La Policía Nacional de Oviedo investiga un robo con fuerza ocurrido en un establecimiento comercial de la Argañosa después de recibir una denuncia de la propietaria del local en el que informaba que le habían abierto la caja registradora y le han sustraído cerca de 300 euros.