Compartir

Además de confirmar que el argayo ha parado su movimiento en dirección hacia Los Llanos, los geólogos de la Universidad de Cantabria también están comprobando que desciende la velocidad del deslizamiento del alud hacia el barranco de La Argayá. En su informe diario, los técnicos explican que, entre otras labores, continúan con el drenaje mediante gravedad en las charcas y fuentes de agua localizad…