Compartir

El hospital Infanta Cristina lleva años esperando un aparcamiento posterior que cubra la demanda de estacionamientos para sus pacientes. Mientras, la solución es usar el solar de tierra que existe como aparcamiento improvisado. Los usuarios piden que, hasta que se construya un parking definitivo, al menos se asfalte la zona para evitar molestias.