Compartir

Los ayuntamientos de Almaraz, Romangordo, Saucedilla y Serrejón han solucionado mediante el diálogo, tras varios meses de negociaciones, el conflicto que les planteó la sentencia judicial de finales del 2012 que obliga al consistorio almaraceño a repartir con los otros tres municipios el dinero que ha recibido por el Impuesto de Bienes Inmuebles de la central nuclear. Y eso que en un primer moment…