Compartir

La mayoría reducirá sus estancias en el arenal y las limitará a los días de mejor tiempo, mientras que otros se buscarán otra playa Los usuarios critican que sin casetas se resentirá el turismo y se perderá el ambiente familiar de San Lorenzo