Compartir

Los efectos de los temporales del pasado invierno han pasado factura a algunos puntos del litoral gaditano. Varias playas de la provincia han perdido arena como consecuencia de las fuertes lluvias que se han prolongado esta temporada hasta bien entrada la primavera; si bien, en otras zonas, como en la capital, el viento ha sido un aliado para mejorar la situación de aporte de arena.