Quantcast

Las escenas de acción más agobiantes de la saga “Misión Imposible”

-

Las de “Misión Imposible” están en el grupo de esas películas que todos hemos visto en alguna ocasión. Con toda nuestra atención o de fondo mientras dormimos la siesta, enteras o a cachos, en orden o según las echasen por la tele. Tom Cruise hizo en ellas uno de los papeles por los que será recordado en la posteridad. Pura adrenalina, acción, intriga y también algo de glamour. Un James Bond un poco más moderno y menos inglés.

También es “Misión Imposible” parangonable a películas como “Bourne” o “Ethan Hunt”. Puro cine de espías, aunque cada cual con sus singularidades. Lo que claramente distingue a “Misión Imposible” de las demás son sus escenas de acción grandilocuentes e inverosímiles. Fantasmadas con mucha frecuencia, pero eso no le quita interés a la película. Más bien al contrario: los espectadores de “Misión Imposible” quieren explosiones, tiroteos, caídas al vacío, persecuciones de locura…Y los guionistas les dan lo que piden.

1
Escalar el edificio más alto del mundo

Esto es lo que hace Tom Cruise en “Misión Imposible: Protocolo Fantasma”, la cuarta de las seis películas que componen la saga. El agente Ethan, por azares de la vida del espía, se ve obligado a escalar el Burj Khalifa, el edificio más grande del mundo. Una construcción de 825 metros de altura a las que el espía se enfrente con la simple ayuda de unos guantes adhesivos.

Los minutos que dura esta escena condensan a la perfección la esencia de la saga. El suspense, el drama, la tensión, el vértigo y la perpetua lucha contra el reloj. Y no se grabó como seguramente estés pensando.

No hay ningún doble que se metiese en la piel del actor para hacer el trabajo sucio. De eso nada. El propio Tom Cruise se armó de valor para rodar estas escenas tan complicadas y angustiantes. 

Atrás
Comentarios de Facebook