Compartir
La noche de Halloween
La noche de Halloween
El psicópata asesino de la noche del 31 de Octubre, que hace ya 40 años asesinó a 5 personas, ha vuelto con todo su esplendor renovado. Tras las más que dignas revisiones orquestadas por Rob Zombie hace ya unos años, John Carpenter, creador original de Michael Myers, y junto a Jamie Lee Curtis, vuelven a ponerse al frente, como productores, de esta secuela de la película de 1978. En la dirección David Gordon Green, cineasta curtido en la comedia disparatada, de cuyo trabajo solo cabe destacar un modesto film protagonizado por Nicholas Cage llamado “Joe”. Y que aquí nos entrega una obra cuya principal virtud es homenajear el film original, y esto se observa en varias secuencias, desde los créditos iniciales o la escena en la clase, hasta la manera en la que Myers mata a una pareja o cuando la protagonista cae desde un balcón, como ya lo hizo 40 años atrás el mismo asesino de la máscara, para unos segundos después desvanecerse en la oscuridad. El film está repleto de referencias que los más acérrimos fans de la obra de Carpenter disfrutarán mucho. Los que no lo sean tanto, o simplemente los más jóvenes, se encontrarán con un más que correcto slasher, con una dirección que nos trae algunos de los momentos más excitantes de la saga, y que sin ser la película de horror del años, si que es de agradecer que nos traiga de vuelta a uno de los “psico-monstruos” más venerados de la década de los 80 (si, se que se estrenó en los 70), y cuyo ya confirmado éxito asegura una muy emocionante “parada de monstruos” en la que volveremos a ver de regreso a Freddy Krueger, Jason Voorhees o Chucky entre otros. Prepárense, porque las criaturas que inundaron nuestras pesadillas volverán a colarse en sus casas, y Halloween será una ver más la noche que permitió que entraran. No olviden poner la calabaza en la puerta, porque el hombre del saco camina por su calle.
Por José Manuel Marín.