Quantcast

Películas Disney: Escenas subidas de tono que han pasado desapercibidas

Que Disney es por antonomasia el cine de animación para niños más visto y conocido es verdad. Que esto les sirve a los dibujantes para hacer historias no siempre para niños, también. De hecho, en muchas de las películas hay bromas con contenido para mayores de 18. Hay una comunidad muy activa de buscadores de estas bromas en el mundo. Cada vez que se publica una nueva peli del gigante de animación, no son pocos los que se ponen manos a la obra. El objetivo es encontrar el asunto sexual introducido sutilmente en el metraje.

Hay cintas como Bambi, Buscando a Nemo y alguna otra que tienen escenas nada recomendadas a menores de 16. Pero no hablamos de esto. En títulos como El Rey León, en una escena con estrellas en el cielo, algunos ven que pone la palabra Sex. Lo mismo ocurre en el cartel promocional de Rapunzel. Sea casualidad o esté hecho a conciencia, vamos a ver algunas de estas escenas no aptas para menores.

Toy Story de Disney

Películas Disney: Escenas subidas de tono que han pasado desapercibidas

En Toy Story, el villano es un niño que destroza a sus juguetes. Intercambia sus piezas y realiza creaciones dignas del mismo infierno. Una especie de Dr. Frankenstein, pero con juguetes y hecho para que los niños lo entiendan.

Entre sus monstruosidades se encuentra un juguete muy especial. Es una caña de pescar que tiene unas piernas de Barbie y un gancho. A simple vista es algo horroroso con lo que ningún niño jugaría.

Hooker, que es como se llama este juguete, es un modismo inglés que quiere decir prostituta. También quiere decir gancho. Ya sea por el elemento colgante o por las piernas que tiene, seguramente el nombre no esté puesto sin pensar.

Comentarios de Facebook