lunes, 28 septiembre 2020 1:03

Karra Elejalde: “Antes me podía tirar un pedo sin que me señalaran, ¿ahora dónde me lo tiro?”

Karra Elejalde es un hombre con un gran carácter del norte y se le ve a distancia incluso antes de sentarse con los pocos periodistas que quedamos en la promoción de 'Ocho apellidos catalanes'. Está enfadado con algunos medios, bastante cabreado, mejor dicho. No lo paga con el resto, más bien todo lo contrario. “No te asustes”, me dice. Sí, el actor desprende amabilidad incluso después de pasar un día entero de promoción, algo que confiesa odiar. 

La secuela de 'Ocho apellidos vascos' llega con fuerza a las salas españolas este viernes y con las expectativas tan altas como el listón que dejaron. Para Elejalde, esto no es un problema porque “no se trata de superar las cifras de la anterior, sería una barbaridad, pero no nos hemos alejado de la calidad, esta tiene un caldo más espesito”. Eso sí, deja claro que “es una comedia, no una obra de arte”

El momento en el que aterriza la cinta no puede ser más acertado. El independentismo y Artur Mas copan titulares todos los días y el tema de Cataluña genera tensiones, eso no se puede negar, aunque Emilio Martínez Lázaro y todo su equipo lo que buscan es “quitar hierro al asunto”. Elejalde no cree que nadie se sienta ofendido porque “cuando alguien me pisa en el autobús detecto si ha sido queriendo o sin querer”

“La primera película tendía puentes y cicatrizaba heridas de una situación que había sido muy jodida. Con 'Ocho apellidos catalanes' la intención es sana, no es de ir a tocar los cojones ni a meter el dedo en la llaga“, dice Elejalde mientras no deja de repetir que “buscan que los catalanes se rían de los catalanes, los andaluces de los vascos…” En general, todos de todos porque, según él, “el humor es un vehículo cojonudo”.

Los tópicos con los que juega la película son una clave de éxito, pero el actor que da vida a Koldo enfatiza en que él ha conocido “conocido catalanes muy generosos, catalanes que no son chulo putas, sevillanos que no tienen ni puta gracia y vascos que no se han comido un chuletón en su vida”. Que sí, que cuando el río suena, agua lleva, pero no, “no queremos escocerle al tío independentista, solo divertirnos”

'Ocho apellidos vascos' arrasó y seguramente también lo hagan con 'los catalanes', un éxito que se traduce en sinónimo de fama absoluta para todo el reparto que, sumado a la fiebre del selfie, da como resultado un cóctel molotov que les ha afectado de lleno a la tranquilidad de sus vidas. Lo explicaban Dani Rovira y Clara Lago en 'El Hormiguero' y fueron muy criticados por ello, pero Karra Elejalde también coincide en que “a nivel profesional me ha abierto muchas puertas, pero a nivel personal he perdido calidad de vida”

“Le compré una entrada a mi hija de 14 años para ver a One Direction en Barcelona… Mira, ¡si no me hice 6.000 fotos en la cola no me hice ninguno! Ya no me puedo tomar un gintonic en ningún pueblo de España de más de 40 habitantes, antes me tiraba un pedo y no me señalaban con el dedo, ahora ¿dónde me lo tiro? Yo que soy un jotero y me gusta llegar bien tocino a casa, ahora me tomo las copas en casa. Muy triste”, se queja el actor. Aunque admite que “forma parte de mi profesión” y se lo “come con patatas”, pero no duda en decir que “me toca los cojones cuando afecta a mi hija y a mis familiares”.

Koldo nos encanta, nos transmite simpatía y nos hace reír a carcajadas, pero el responsable de esto, Karra Elejalde, tiene muy seguro, por desgracia para sus fans, el que no le volvería a interpretar si hay una tercera parte de la película porque “Van Gogh pintó los 'Lirios', ¿los volvió a pintar? No, pues eso. Ya está hecho y no supone un reto para mí, no sería bueno volver a interpretarle porque me encasillo en el personaje y me arruino por completo”. “Los vasquitos, que los hagan otros”, firma sentencia. Más claro, agua.