Compartir

«Black Mass», fuera de concurso y con el actor convertido en un gánster de los 70, y la sólida y divertida «Marguerite», acerca de una cantante de ópera que desafina, aterrizan en la Mostra