Compartir

A pocos días de la celebración de la gala de los Oscar, repasamos los diez fracasos más sonados de Hollywood

147 Ronin 

El filme de Keanu Reeves no obtuvo el éxito esperado ni en territorio nacional ni internacional. La cinta, basada en la leyenda de los samuraís, comenzó con un presupuesto de 150 millones de dólares que rápidamente subió hasta los 225 millones debido a la grabación de nuevas tomas y a los efectos digitales. Estrenada en navidad de 2013, el largometraje se estampó en la taquilla obteniendo unos míseros 20 millones en américa y escasos 10 en japón donde se esperaba más tirón. Deja unas pérdidas a la Paramount Pictures de 152 millones y el nombre de Carl Rinch, el director, bajo un aura de mala calidad.

Atrás