Compartir

Carmina y María, madre e hija en la realidad, lo son también en la ficción a las órdenes de su hijo y hermano Paco. La cosa empezó como un proyecto pequeño, que en su primera entrega se estrenó simultáneamente en cines, digital e internet, y pone la guinda con 'Carmina y amén', premio al mejor guión en el Festival de Cine de Málaga y con un pre-estreno gratuito hoy en todos los cines de España.

A Carmina le gusta rodar, dice, pero lo de la promoción lo deja para Paco y María. Una y otro la arropan en la presentación, ayer, en la cineteca de Matadero Madrid.

Con el precedente de 'Carmina o revienta', las comparaciones son inevitables. Así que preguntado por los medios de comunicación, explica Paco León que “quizá sí”, que puede haberse radicalizado en su forma de hacer cine, que viene de viene de su formación como actor y director de la comedia del arte; que le interesa que sea el actor el que escriba la historia, que improvise.

También asegura que en 'Carmina y amén' no quería perder ese carácter “experimental” que tenía la primera y que encontrar la fórmula legal para hacerla pública “no fue fácil”. Pero, “también es una buena forma de promoción”. Sí, claro que se puede liar, “pero tampoco tanto, que hay Champions”.

Entonces recuerda que 'Carmina o revienta' “se vio muy poco en cine, que es la mejor manera de ver una película”, y ha tenido su difusión. ¿Le puede perjudicar el pre-estreno gratuito? “Creo que no; pero, en cualquier caso, si te quedas en casa sentado seguro que nadie va a ver nada”. Y si gusta y la cosa va bien, más adelante habrá material extra.

Y sobre el rodaje anécdotas mil. “Muy profesional todo y eso que éramos familia”, destaca María, pero también algún “mama, así no, de esta forma”. Y la madre obedece a su hijo Paco, el mayor de Carmina, aunque no puede evitar llevar comida para todo el equipo. Vamos, que risas se pegaron, como las que cayeron en la presentación del filme. Y quién quiera, hoy, podrá juzgar por sí mismo.