Compartir

La vida de Joan Fontaine vino marcada por su rivalidad con su hermana y también actriz Olivia de Havilland, con quien llegó a dejar de hablarse en 1975.

Fontaine ganó el Oscar en 1942 por su papel en la película Sospecha, dirigida por Alfred Hitchcock, imponiéndose además a su hermana, quien lograría el galardón en dos ocasiones, en 1946 por su interpretación en La vida íntima de Julia Norris, y en 1949 por La Heredera. De Havilland, que actualmente tiene 97 años, reside en París.

El Oscar logrado por su papel en Sospecha le convirtió en la única intérprete –actor o actriz– en lograr dicho galardón en una película dirigida por Hitchcock. Asimismo, fue nominada en dos ocasiones por su papel en Rebeca –también dirigida por Hitchcock– y en La Ninfa Constante, de Edmund Goulding.

Fontaine estuvo casada con el actor británico Brian Aherne, el productor William Dozier, el guionista y productor Cillier Young, y el escritor deportivo Alfred Wright Junior. En sus memorias aseguró haber rechazado propuestas de matrimonio del multimillonario Howard Hughes, así como para ser amante de Joseph Kennedy y otras figuras políticas.